Blogia
Hoy es el primer día del resto de tu vida

Cualquier coincidencia con el parecido es pura realidad

Cualquier coincidencia con el parecido es pura realidad

 

Llevo una temporada con bastantes poquitas ganas de escribir aquí. La razón es que para hacerlo suelo revolver en el baúl - cajón desastre que tengo por cabeza y sacar aquello a lo que más vueltas le doy. Y últimamente lo que más tiempo ocupa en mi cabeza no son cosas del todo animosas.

He cambiado de empresa. No sé si lo he escrito aquí. Llevaba un par de meses a disgusto donde estaba y ya tenía decidido el sitio al que me iría (había pasado el proceso de selección y la nueva empresa estaba esperándome). Tenía la carta de renuncia imprimida y lista para firmar cuando me dijeron que me despedían. Mejor para mí. Me iba justo cuando quería y con una más que considerable indemnización. Eso sí, la persona que me dijo que querían prescindir de mis servicios vio aquella carta, pero después de que yo hubiera firmado mi carta de despido. Y también me encargué de decir a las personas que sabía que transmitirían a las altas esferas que ese mismo día iba a entregar la carta de renuncia. Que si hubieran esperado unas pocas horas, se habrían podido ahorrar mucho dinero.

Lo peor fue dejar a los compañeros. Había estado año y medio con compañeros que se convirtieron en más que eso. Como me dijo un de ellos, aquello era una pequeña familia con hermanos, primos, tíos y hasta abuelas jejeje.

Llevo cerca de un mes en la empresa nueva. Nuevo sitio, nuevos compañeros, nueva ubicación geográfica (más cerca de casa), mejor categoría laboral y mejor sueldo. No estoy incómoda donde estoy, pero no he descartado nada de otros procesos de selección que había iniciado antes de firmar el contrato aquí. Estoy abierta a mejoras. Porque aunque donde estoy no estoy mal, puede haberlas.

Pero este post no era para hablar de mi situación laboral (aunque es una de las cosas que me rondan la cabeza bastante), es lo que quería decir con el título. Me explico. En las siguientes líneas hablaré de algo con lo que alguien puede sentirse identificado (incluso hasta yo), pero no hablaré en concreto de nadie. De ti depende darte por aludido o pensar que hablo de ti o pensar que pienso eso de ti. Quizá esté hablando de mí, quizá hable en primera persona cuando debería hablar en segunda, o tercera, o quizá cuarta. Ya lo decía Wardog en su blog, "le ha pasado a más de uno y a más de dos... Si te sientes identificado, te j*d*s", repito, lo decía él...

Nunca he sido de llevar ropa de marca, de usar los materiales más caros, de tener el ordenador más potente, de peinarme a la última, de comprarme el último móvil o de tener el coche de tecnología más avanzada. Más bien me he conformado siempre con lo que he podido tener y he intentado sacarle el mejor provecho a todo. Quizá por eso tengo dos títulos de ingeniería, porque desde siempre he sabido ingeniármelas para poder salir adelante lo mejor posible con aquellas cosas modestas a las que tenía acceso, por motivos económicos o porque simplemente me gustaba así. Hablo desde tener determinados bolis en el estuche de clase hasta el coche con el que voy al trabajo todos los días, vamos que puedo estar repasando toda mi vida. Pero por alguna extraña razón, gente que sí tenía oportunidad y posibilidades de tener todo lo más, y de hecho lo tenía, terminaba teniendo lo mismo que tenía yo.

¿Que yo no podía comprar unos cromos con purpurina? Pues compraba cromos por un lado y purpurina por otro y me hacía mis propios cromos, mejores o peores, pero únicos. Poco tardaban mis amigas en hacer lo mismo.

¿Que le da la vena a la peluquera y me deja flequillo? Muchas comentaban lo rara que estaba, pero en su siguiente cita le decían a su peluquera que les dejara el pelo por delante de la frente.

¿Que me hacía socia de las piscinas municipales y nadaba con frecuencia? A algunas les faltaba tiempo para dejar alguno de sus hobbies para comprar el último bañador y ponerse a hacer largos.

¿Que presumía de que mi madre hubiera sido pastelera y que gracias a eso y a mi afición por la cocina no se me daban mal los dulces caseros? Más de una corría a Google a buscar recetas para hacer experimentos en casa.

¿Que me daba por hacer un álbum de determinada manera? Diez días tardó la que más en tener un clon.

¿Que me compraba unas botas y unos pantalones ajustados y osaba llevar las botas por fuera del pantalón? La semana siguiente aparecía una de la misma guisa, por muy contrario a su estilo que fuera.

¿Que mi hermana me regalaba un bolso original y yo no dudaba en lucirlo con orgullo? Alguna que alguno sabe dejó aparcado su bolso de Loewe para usar uno sospechosamente parecido al mío.

¿Que abría un blog y escribía más o menos? Más de una entraba a verlo, leerlo de arriba abajo y hacerse con un dominio.

¿A dónde voy con todo esto? A que me repatea que la gente no tenga personalidad y se fijen en mí para hacerse una. Si yo tengo mis gustos, mis aficiones, mis pasatiempos, mis cosas que me ocupan los pensamientos, por mí misma, sin tener que fijarme en nadie ¿no será el resto del mundo capaz de hacer lo mismo?

No digo que yo no haya empezado nada por haberle visto a alguien hacerlo. No. Pero creo que hay una diferencia entre ver algo que te gusta e intentar conseguirlo, adaptándolo siempre a tu estilo, tus gustos, tus principios, etc. y ver algo que te gusta e ir a hacerte con uno igual cuanto antes. Eso es lo que me da rabia. Me da rabia ser yo aquella en la que se fijan. Si no tienen personalidad, que se compren una, pero que no copien la mía.

Esto me ha pasado desde pequeña y, mal que me pese, creo que me seguirá pasando. Pero siempre me pasa con chicas. Quizá por eso suelo llevarme mejor con los chicos. Ellos son de otra manera, ¿Más naturales? No sé si será eso. Si, por ejemplo, quedas en la playa con unos cuantos chicos y se te ven cuatro pelos en las piernas, puede que alguno lo comente, pero puedes soltar una burrada más grande que la suya, que todo el mundo se ría y que se haya olvidado en un rato. Si quedas en la playa con unas cuantas chicas y se te ven cuatro pelos en las piernas, no sólo no te lo dirán, si no que alguna empezará a comentar lo que sufrió en sus sesiones de depilación láser, lo caras que le salieron, lo perfecta que se cree ahora, todas empezarán a discutir y serás la de los cuatro pelos mal depilados hasta el fin de tus días. Por poner un ejemplo, podría poner más....

Quizá la modesta situación económica de mis padres me ayudó a aprender a conformarme y a sacar el mejor partido de aquello de lo que dispongo, pero sin duda, una de las mejores cosas que me dieron fue esta personalidad, que será mejor o peor, pero que es mía y, me consta, para muchas es envidiable, por mucho que me repatee.

(foto: http://www.freewebs.com/segrond/galaxia_antenae.jpg)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Casiopea -

Guapa!! Que hagas más caso al último post que has escrito que a las que te copian. Suscribo enterito el comentario de Espita. Besos!!

Espita Gorgorita -

Amen!

Tienes todita la razón!

Pero como decian antes... que les vayan dando por algun orificio natural y a ti plin!

Jaume -

Silvia, tú eres única, y por mucho que las demás copien cosas de ti, nunca serán tú. Podrán tener pedazos de tí, pero tu personalidad y carácter son tuyos y de nadie más.
Nunca he vivido esa sensación de ser la luz e iluminación de quienes me rodean, pero si llegara el momento, prestaría especial atención al ego, muy propenso a hincharse en situaciones como esta.
Un besazo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

carmncitta -

me he sentido muy identificada cuando has dicho que te llevas mejor con los chicos que con las chicas,a mí me pasa exactamente igual y por el mismo motivo...

SehT -

Vaya, qué casualidad, que vayas con tu carta de renuncia y te despidan ellos antes. Bueno, así tienes indemnización :P.
Vaya, a mí nunca me han copiado así, en multitud, jeje. Pero sí tuve una amiga que, en mi opinión, no tenía mucha personalidad, y también le gustaba "copiar" mis ideas. A mí lo que más me fastidiaba es que me copiaba antes, porque yo, tonta de mí, le decía que me gustaba algo, y ella lo conseguía antes que yo. Supongo que al final acabé escarmentando :P. Pero bueno, es lo que dice Wardog, ¿no? "Le ha pasado a más de uno y a más de dos"...
Un saludo, y espero que te vayas sintiendo más agusto en el nuevo trabajo, cambiar a mejor siempre es bueno.

SiertxO -

Si es que...

Silvi, te lo tomas todo a la tremenda. Tienes que ser feliz, que es primavera

xDDD

aurim -

Uy uy uy uy uyyyyy....

Noto cierta molestia a ser imitada? No sé porqué te molesta. Si alguien te empieza a imitar, será porque te ve como un modelo a seguir y yo me sentiría orgullosa de que alguien pensase que yo soy digna de ese título.

No sé, yo lo veo así. De todas maneras, aunque te moleste que la gente no tenga personalidad o mejor, que quiera "adquirir" tu personalidad, alégrate al menos de que una parte del "poco" tiempo que estamos en este mundo, sea utilizado por ciertas personas para admirarte. Cada cual administra su tiempo y tú ocupas parte del tiempo de los demás...

Ves? todo tiene su doble lectura en esta vida...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres