Blogia
Hoy es el primer día del resto de tu vida

Pienso, luego existo. Siento, luego vivo.

Pienso, luego existo. Siento, luego vivo.

 

Estás estudiando para ser profesor y criticas a tus profesores porque no saben hacer su trabajo. Tú tienes que hacer un trabajo de un tema de que no tienes ni idea pero que te puede tocar enseñar y, en lugar de aprender a hacerlo, contratas a una persona para que te lo haga. Has pensado que tu profesor pudo hacer lo mismo?? Entonces por qué te quejas??

En la obra las paredes que se han levantado no están seguras del todo y quedan muchas por levantar. Los pilares del edificio están cogidos con pinzas. Hay mucho retraso. Se incorpora una persona al equipo. Un obrero?? Mano de obra?? No. Un nuevo arquitecto. Como si sólo pensando y haciendo dibujitos en el papel las horas cundieran más y se programara más rápido. Ups!! He puesto “programara”. Cualquier parecido entre esta metáfora y mi trabajo es pura coincidencia... o no.

Se aprende más rápido con una bofetada que con una caricia. La vida da muchas muchas bofetadas. Aprovechemos las caricias. Y si las identificamos, hagamos que se repitan.

Estoy buscando trabajo. No me dan trabajo porque no tengo formación. No empiezo un cursillo porque puede que me llamen para hacer algún trabajo y puede que tenga que dejarlo. Pero no me dan trabajo porque no tengo formación....

Apunto las contraseñas a lápiz en un papel. El mes que viene necesitaré esas contraseñas. Me da igual el papel, lo meto ¿en el cajón de las facturas? ¿o fue en la bolsa de reciclar? Es igual, llamo a la informática, que ella se las sabe y siempre me saca del apuro.

Estoy deseando cumplir las horas que tengo que cumplir. Me aburro mucho en ese sitio. Estoy deseando perderlo de vista, al sitio y a la gente. Tengo la posibilidad de hacer más horas al día para terminar antes. Si lo hago así para antes de verano habré terminado y seré libre. Literalmente. Pero me voy a coger las tardes libres. Hago menos horas al día, estoy más meses ahí metida. Mañana me volveré a quejar de lo harta que estoy de ese sitio y de la gente.

A veces me pregunto qué sentido tiene estar en medio de todo esto.

A veces me pregunto qué pinto yo aquí, qué supongo para toda esta gente. La que contratan para hacer el trabajo, la obrerilla (de los escasos que somos) en una construcción mastodóntica en la que hay más gente “pensando” que “trabajando”, la que reparte bofetadas y caricias (algunas bofetadas las doy con intención, el resto, lo siento -las primeras no-, yo no lo quería así), la que anima a la gente a formarse, la informática más cercana que se acuerda de las contraseñas, la que aguanta las quejas del sitio y de la gente...

Soy una pieza más de este puzzle o sólo soy una mota de polvo que está de paso por encima de todo esto??

O quizá es que la muela del juicio está empujando y el dolor me hace pensar cosas raras.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

aiam -

Hola, no te he escrito nunca, di con tu blog de casualidad hace poco y lo he leído un par de veces. Esta entrada me ha llamado la atención.
En ocasiones estamos aquí para vivir, y hay momentos en los que pensamos que estamos en el medio de muchas cosas. Tal vez en lugar de estar en medio, estamos tan solo "al lado". Lo vemos todo porque estamos al lado, y a veces nos implicamos de una manera que nos creemos que estamos en medio. Todos nos quejamos de las cosas que nos rodean, incluso nos quejamos de que los demás se quejan, entonces estamos siendo igual que ellos, nos estamos quejando. Pero todos somos iguales, nos seguimos quejando. Tal vez no nos damos cuenta de nuestras quejas, porque solo vemos las de los demás. Y tal vez nos pensamos que nosotros hacemos más (más trabajo, más esfuerzo, hacemos más por otras personas, nos preocupamos más que ellas por hacer algo...) que las otras personas, pero no estamos en su interior, y a lo mejor no vemos lo que ellos hacen, que a simple vista no se aprecia. Las preocupaciones de cada uno, la mayoría de las veces están dentro, y puede parecer que su forma de actuar es despreocupada. No por ello se puede decir que lo esté realmente. Seguramente muchas veces lo esté pasando mal, y en el exterior no se le note.
Oops, creo que me he desviado del tema varias veces, pero espero que se me entienda.
Perdón por el comentario tan largo que dejo esta primera vez.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

mkl -

Sí que tiene que doler la muela, sí...

Tanta metáfora... da qué pensar :(

Un cafesito y todo relajadito ^^
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres