Blogia
Hoy es el primer día del resto de tu vida

Qué hacer cuando....?

Qué hacer cuando....?

Situación: Estoy sola en casa, limpiando, con la música bastante alta cuando me dirijo a la cocina. Veo el suelo de la entrada de casa encharcado. Pienso si el último que ha salido ha podido pasar la fregona (sin haberla escurrido) por alguna extraña razón. Lo descarto en cuanto veo una burbujita flotando y avanzando en dirección al salón e inmediatamente deduzco que, como mi cocina no es una piscina, el agua está saliendo sin parar de algún lado.

Llego a la cocina y busco la fuente del problema. Y nunca mejor dicho lo de la fuente... La lavadora. Otra vez. Sigo la siguiente secuencia de pasos:

1 - Me dirijo a la lavadora mientras noto cómo mis pies van haciendo chop chop y las zapatillas de casa se van empapando. Apago la lavadora.

2 - Cierro la llave de paso de la lavadora mientras pienso si el agua viene del grifo desde el cual la lavadora coge agua (que acabo de cerrar) o del desagüe de la susodicha (que también está detenido porque la he apagado).

3 - Me quito las zapatillas, empapadas ya y corro al baño a por las toallas de secar al perro, las toallas viejas y alguna que otra más, por si acaso.

4 - Siembro el suelo de la entrada de toallas, para que el agua no pase de ahí (y a ser posible que vuelva a la cocina, cosa que no hace, claro).

5 - Compruebo hacia dónde está inclinado el suelo de casa, hacia donde menos bien me viene, vayapordior...

6 - Tiro más toallas al suelo de la cocina y me doy cuenta de que es imposible empapar todo el agua sólo con las toallas. Pero no pienso sacar ni una más.

7 - Cojo un balde de la despensa, para estrujar las toallas y seguir quitando agua.

8 - Comienzo el proceso empapa - estruja - empapa y me doy cuenta de que con la fregona será más lento pero más efectivo.

9 - Afortunadamente la "hemorragia" está detenida y la fregona aplicada al proceso anterior da sus frutos.

10 - Recojo todas las chorreantes toallas, empapo la mayor parte del agua y la escurro en el balde de la fregona.

11 - Paso una toalla seca por todo el suelo, fin del agua, toca diagnosticar.

12 - Retiro la lavadora de su hueco. El tubo que lleva el agua "usada" al desagüe está fuera de su sitio, la lavadora ha desaguado directamente al suelo de la cocina. Hasta que se rompió la bomba del desagüe ese tubo estaba sujeto por un sistema rudimentario a la par que eficiente. Yo lo había enrollado con una bolsa de plástico de manera que hacía tope en el hueco del desagüe y el tubo no se movía. Hay que tener en cuenta que el tubo por el que la lavadora tira el agua no encaja ni enrosca en el hueco del desagüe de la pared, por lo menos en mi cocina. Hay quien piensa que simplemente introduciendo una gran parte de ese tubo basta, pero yo ya he comprobado que no. Dos veces. Con consecuencias similares.

13 - Aplico otro método rudimentario al tubo. Esta vez le enrollo un trapo viejo y lo meto a presión en el hueco de manera que no va ni hacia delante ni hacia atrás. A ver lo que dura esta vez...

14 - Compruebo la rosca y el tubo por el que la lavadora coge el agua limpia. Todo correcto.

15 - Devuelvo la lavadora a su hueco y coloco el otro sistema rudimentario aplicado a la lavadora (ver nota al final).

16 - Abro la llave de paso de la lavadora y la enciendo.

17 - La lavadora sigue feliz su proceso de aclarado, aplica el suavizante y un rato después la ropa está limpia y tendida.

18 - Me doy cuenta de que en ningún momento he desenchufado la lavadora, aunque estaba descalza y el suelo encharcado. Pienso que parece que me gusta el riesgo y en cómo redactar este post.

Pues eso, la segunda vez que pasa lo mismo. La otra vez bajé a llamar a la vecina de abajo por si le salía alguna mancha de humedad (no le salió, pero agradeció el aviso). Esta vez no bajé aunque había más agua. No he tenido noticias de ella, aunque me he encontrado con el marido en el ascensor. La ausencia de noticias supone buenas noticias, esta vez.

Nota: El otro sistema rudimentario aplicado a la lavadora es el sistema antivibraciones compuesto del cartón de una caja de galletas. Punto. No tiene más misterio, un cartón doblado varias veces situado entre la pared y la lavadora, de manera que la sujeta y ésta no vibra y no hace casi ruido al centrifugar. Alguno pensará: ¿Por qué no desenroscas alguna de las patas, ya que los ingenieros y otras mentes pensantes lo han diseñado así para salvar las irregularidades del suelo de la cocina y evitar que tengas que poner un sistema rudimentario? Pues porque no funciona. Ya lo he probado. He desenroscado una, he desenroscado otra. He desenroscado la primera al máximo. He enroscado todas. He probado todas las combinaciones, permutaciones y variaciones posibles. Tanto que, si hubiera estudiado física en lugar de informática (era mi otra opción) habría hecho el doctorado y dedicado la tesis al suelo de mi cocina. ¿Cómo un campo, que se supone plano, puede tener tantos tipos de irregularidades? Especialmente donde se colocan los electrodomésticos. Yo creo que con una corriente específica, aplicada de determinada manera, podría dar lugar a un portal espacio-temporal o algún agujero de gusano. Eso o el responsable de la obra del edificio era primo de Murphy, por aquello de su ley...

Bueno, igual estoy exagerando, pero es una pasada lo de este suelo...

Eso sí, creo que nunca he lavado tantas toallas juntas. He puesto una lavadora sólo con toallas y mi par de zapatillas de casa.

Este post puede relacionarse con este otro: http://sliviablog.blogia.com/2007/110501-una-de-lavadora.php. Voy a montar un taller de lavadoras....

(foto: http://misspink-misspink.blogspot.com/2008/10/lavadora-de-ilustradores.html)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Siertxo -

Juassssssssssss!!

Pepe Gotera y Otilio, chapuzas a domicilio.
Jajajaja!

Cuando vaya al piso ya te preguntaré por esos sistemas sutiles y eficientes para montar electrodomésticos. No sé, conectar la lavadora al desagüe de la calle, puentear la conexión de internet del vecino, hacer que el lavavajillas se instale en la bañera. Cosas de esas bricomaniacas que haces...

Casiopea -

Yo te mando la mía en cuanto lo abras!!! A ver cómo puede ser que una lavadora comprada SIN PATAS se ponga a dar saltos cuando centrifuga y me aparezca en medio del pasillo. Y esto es real. Le tengo que cerrar la puerta del baño para que no se salga... ^^U Dame hora que yo te la mando!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

JB -

De gafe nada, tú no te preocupes, que estas cosas pasan. En mi casa, la lavadora también decidió una vez convertirnos su cuarto en una piscina improvisada...

Silvia -

De gafe nada!! Lo que pasa es que me quitan los métodos rudimentarios y pasa lo que pasa, yo sólo lo arreglo.

Cuando estaba en la uni lo que hice fue cambiarla, desde entonces tengo la misma. Y la trato bien, que nadie vaya a pensar...

aurim -

Lo tuyo con la lavadora podría titularse La Historia Interminable...
cuando estábamos en la uni ¿no tenías problemas con ella?
eso o esta es otra y eres gafe digital... perdón, gafe lavadoril...jajaja
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres